El hojaldre es una de las más prodigiosas creaciones de la repostería, tanto dulce como salado.
IBL ofrece al mercado una línea de producción de alta tecnología y productividad.

Las líneas tienen un amplio rango de anchura que varía de 600 mm hasta 1600 mm, para ofrecer a nuestros clientes la posibilidad y la flexibilidad de producción, desde un producto individual hasta múltiples referencias, en volúmenes industriales de producción.

De acuerdo con la política de empresa, IBL emplea en la construcción de sus líneas de hojaldre únicamente materiales de alta calidad.

Los puntos fuertes de la línea de hojaldre IBL son sin duda la alta eficiencia, la facilidad de limpieza y, no menos importante, la facilidad de trasformación del producto.

Cada línea de IBL está configurada en función de la aplicación específica, de acuerdo con la productividad solicitada y con las referencias de los productos.


regresar