El bizcocho representa una base muy utilizada en repostería para hacer muchos tipos de pasteles. Los principales ingredientes son: harina, huevos y azúcar.

Debido a su consistencia suave y esponjosa, apta para rellenos internos y coberturas externas, pero también por sus valores nutricionales y la capacidad de satisfacer el paladar, el bizcocho se presta perfectamente a una amplísima variedad de aperitivos envasados.

Aperitivos ligeros y de rápida asimilación que ofrecen múltiples posibilidades de consumo: para desayunar, como aperitivos energéticos durante todo el día o como postre después de una comida.

La tecnología de vanguardia de IBL ofrece soluciones innovadoras de personalización del producto, para enriquecer estos aperitivos de muchas maneras, todas ellas sabrosas y agradables a la vista.


regresar